Archivo de la categoría: Uncategorized

Cerrando blog

Hola, cómo habréis podido comprobar los que entráis a esta bitácora, no he tenido tiempo para escribir mucho en los últimos meses. Debido a cómo se han ido desarrollando los acontecimientos, ahora sí voy a tener más tiempo, pero no voy a escribir más en el Niño Melón. He creado una web personal en la que, además de mis posts, podréis ver mi experiencia profesional. Es aquí. Y a partir de ahora podréis leerme en ella.

Gracias a todos los que me habéis acompañado en el viaje del Niño Melón.

Un abrazo.

Luis Murillo Arias.

Anuncios
Imagen

Cartel de Bicicleta

Cartel de Bicicleta

Cartel de Bicicleta

Cine europeo vs cine estadounidense

En una película europea, un tipo camina por la calle hasta que llega a un portal. Busca la llave en su bolsillo, abre el portal y camina hasta el ascensor. Pulsa el botón de llamada y, mientras llega el ascensor, silba un rato. Abre la puerta del ascensor, se introduce en el elevador y pulsa el número de su piso. Sube hasta su piso y sale al rellano. Busca la llave correcta y abre la puerta. Entra a su casa y entonces recibe una llamada de teléfono que da un giro a la historia.

En una película estadounidense, un tipo entra en un portal. Por corte está entrando en su casa y entonces recibe una llamada de teléfono que da un giro a la historia.

Una posible experiencia interesante

Imagen

Radiografía del sufrimiento

La época lo pide, la sociedad lo demanda, la economía lo obliga, los agentes externos nos empujan y el futuro, negro como el ébano, nos lo pone en bandeja. Es tiempo de sufrimiento, de agonía, de incertidumbre…

Agobiarse porque la prima de riesgo, de la que antes no teníamos conocimiento y ahora conocemos, pero no entendemos, bate récords cada vez que le das al f5 para actualizar la portada del cualquier medio de comunicación online. Depende de cuál abras, el agobio será mayor o peor.

No dormir cada martes por la noche pensando en cuál será el dato de audiencia de la serie en la que trabajas, porque de él, supuestamente, depende la renovación por una segunda temporada y, por tanto, y también, en consecuencia, que tu situación laboral se mantenga activa y con ingresos.

Porque lo que sí que te hace comerte la cabeza es que la mayoría de los compañeros con los que has trabajado a lo largo tu experiencia en el mundo audiovisual engrosan las listas del INEM, sean de programas o de ficción, más o menos experimentados, con experiencia de responsabilidad o no. Y lo peor es que el futuro de la industria invita a que no va a ser mejor, sino lo contrario.

Y sufres, cuando en realidad ni te va ni te viene, al intentar buscar un poco de evasión en la selección española de fútbol. Porque crees que te has convertido en Brasil y Brasil se ha convertido en España. Nosotros estamos mal económicamente y somos casi los mejores del mundo en fútbol. Brasil ha sufrido el giro contrario. Ahora están bien en lo económico y ya no son una selección invencible.

Sí, lo sé, el fútbol parece un asunto menor, cuando nuestro trabajo y, sobre todo, el futuro de nuestros hijos y del estado de bienestar está más que en peligro. Pero es sólo por buscarse algo más por lo que sufrir.

Te retuerces las neuronas para pensar en futuros proyectos, en distintas salidas, en diversas posibilidades, con la sensación de que ya todo está hecho. De que nada va a funcionar.

Aunque siempres has sabido que están ahí, te molestan y te indignan mucho más las injusticias. Esas diferencias salariales entre las grandes estrellas del periodismo y lo curritos. Esos expedientes de regulación de empleo que se hacen para realizar la contratación millonaria de una estrella. La sensación de que todo va a que vamos a ser nosotros los que paguemos por trabajo y no al revés, como se supone que debería ser. Lo último, y ya se hace, es pagar con tus horas de trabajo por visibilidad.

La crisis económica está ahí. Pero también es un hecho, y por eso incide más en estos sectores, que el modelo de negocio de la industria audiovisual está sufriendo su propia batalla, entre los que quieren anclarse en el antiguo y lucrativo régimen y los que saben por dónde va el futuro, pero no reciben el premio deseado por su espíritu emprendedor.

En realidad es mejor no pensar y mirar a Sol, que está ahí sentadita mirándome con sus ojos grandes. Ésa es la mayor inspiración de todas para seguir pensando en la fórmula mágica.

La Púrpura Negra en ebook

Acaba de ponerse a la venta, en edición ebook, la novela de Luis Murillo titulada LA PÚRPURA NEGRA, la exitosa primera entrega de la saga “Dan Foster”.

Imagen

La Púrpura Negra narra la dramática historia de un Papa progresista, enamorado de una galerista de arte italiana, contra quien se ponen en marcha tres conspiraciones para asesinarlo por querer cambiar la Iglesia. Un apasionante thriller de misterio que aúna  entretenimiento y calidad literaria. Una lectura ideal para la época veraniega que se avecina.

En lclibros.com podéis comprarlo por 3,99 euros. Una ganga por varias horas de entretenimiento. También ahí hay varios enlaces a otros lugares de la red en los que se puede adquirir. También podréis leer una sinopsis completa de la novela y la biografía del autor.

Más información de la saga “Dan Foster” en  www.luis-murillo.com

Netflix

Va un post controvertido. Cuando toda la polémica de la Ley Sinde, me mordí las yemas de los dedos y no escribí nada. Cuando se destapó la trama de corrupción de la SGAE y algunos lo utilizaron para atacar los derechos de autor, hice lo propio. Sobre la SGAE sigo teniendo reservado mi post particular para cuando termine mi conflicto con ellos, si es que termina… Pero por fin me he decidido y he tenido tiempo. Aquí está mi reflexión sobre Netflix, la palabra salvadora para muchos al hablar de piratería en el mundo audiovisual.

Dicen que la industria del cine espera como agua de mayo la llegada de Netflix a España. Muchos piratas argumentaban que si en nuestro país hubiera un Netflix a precios asequibles, con un catálogo en el que estuviera prácticamente todo, y al que, por supuesto, tuviera acceso una persona con una conexión a internet desde el pueblo más recóndito donde no existe el FNAC ni videoclubs bien provistos, entonces…. sólo entonces… dejarían de descargarse películas y series ilegalmente y estarían dispuestos a pagar un poco.

Y, claro, no valen plataformas como Fimin (demasiado alternativo) o Filmotech (demasiado patriótico). Tiene que ser Netflix.

Y Netflix dio el paso y anunció que llegaría a España en enero de 2012. Mi opinión es que la industria del cine y la tv, sobre todo norteamericanas, se alegró… y la mayoría de los que decían que si estuviera Netflix en España volverían a pagar por contenidos audiovisuales, se acojonaron.

Pero tranquilos, Netflix va a retrasar su expansión a Europa debido a problemas económicos. Parece que los estadounidenses se han empezado a echar atrás en eso de pagar por ver películas en streaming y las acciones de la plataforma americana han caído en Bolsa. Podemos seguir pirateando justificándonos a nosotros mismos.

Mi postura:

Es cierto que la industria audiovisual se debía actualizar llegando a todos los lugares, con el catálogo más amplio posible y a precioa asequibles. Los canales de televisión españoles, con sus series, ya lo están haciendo. Pero creo que esa iniciativa nunca tendría éxito si no existen leyes restrictivas contra las descargas ilegales que se cumplan. Sencillamente porque en España nadie o casi nadie quiere pagar si tiene a mano una descarga rápida gratis. Y eso, con las velocidades que se manejan ahora en las conexiones de internet, es pan comido. Creo, además, que para conseguir más adeptos, las plataformas que existen o las que vengan, deberían permitir, no sólo el visionado en streaming, sino también la posibilidad de la descarga de las películas para su posterior visionado en un televisor convencional (moderno pero sin conexión a internet).

Ea, ya está. Lo he dicho.