Netflix

Va un post controvertido. Cuando toda la polémica de la Ley Sinde, me mordí las yemas de los dedos y no escribí nada. Cuando se destapó la trama de corrupción de la SGAE y algunos lo utilizaron para atacar los derechos de autor, hice lo propio. Sobre la SGAE sigo teniendo reservado mi post particular para cuando termine mi conflicto con ellos, si es que termina… Pero por fin me he decidido y he tenido tiempo. Aquí está mi reflexión sobre Netflix, la palabra salvadora para muchos al hablar de piratería en el mundo audiovisual.

Dicen que la industria del cine espera como agua de mayo la llegada de Netflix a España. Muchos piratas argumentaban que si en nuestro país hubiera un Netflix a precios asequibles, con un catálogo en el que estuviera prácticamente todo, y al que, por supuesto, tuviera acceso una persona con una conexión a internet desde el pueblo más recóndito donde no existe el FNAC ni videoclubs bien provistos, entonces…. sólo entonces… dejarían de descargarse películas y series ilegalmente y estarían dispuestos a pagar un poco.

Y, claro, no valen plataformas como Fimin (demasiado alternativo) o Filmotech (demasiado patriótico). Tiene que ser Netflix.

Y Netflix dio el paso y anunció que llegaría a España en enero de 2012. Mi opinión es que la industria del cine y la tv, sobre todo norteamericanas, se alegró… y la mayoría de los que decían que si estuviera Netflix en España volverían a pagar por contenidos audiovisuales, se acojonaron.

Pero tranquilos, Netflix va a retrasar su expansión a Europa debido a problemas económicos. Parece que los estadounidenses se han empezado a echar atrás en eso de pagar por ver películas en streaming y las acciones de la plataforma americana han caído en Bolsa. Podemos seguir pirateando justificándonos a nosotros mismos.

Mi postura:

Es cierto que la industria audiovisual se debía actualizar llegando a todos los lugares, con el catálogo más amplio posible y a precioa asequibles. Los canales de televisión españoles, con sus series, ya lo están haciendo. Pero creo que esa iniciativa nunca tendría éxito si no existen leyes restrictivas contra las descargas ilegales que se cumplan. Sencillamente porque en España nadie o casi nadie quiere pagar si tiene a mano una descarga rápida gratis. Y eso, con las velocidades que se manejan ahora en las conexiones de internet, es pan comido. Creo, además, que para conseguir más adeptos, las plataformas que existen o las que vengan, deberían permitir, no sólo el visionado en streaming, sino también la posibilidad de la descarga de las películas para su posterior visionado en un televisor convencional (moderno pero sin conexión a internet).

Ea, ya está. Lo he dicho.

Anuncios

5 Respuestas a “Netflix

  1. Cuáles son los precios asequibes?

  2. El problema, según lo veo yo, es que las plataformas aún no han cambiado el modelo. Primero, no está claro si se van a eliminar los intermediarios. Si resulta que una productora española tiene que pagar a un distribuidor local, pero, también, a un agente internacional, que, a su vez, paga a distribuidores locales de diversos países, la capacidad de retorno, por mucho que se exporte, es poca.

    Por otra parte, Neflix o Spotify no son soluciones para el cine español porque no son españolas. Es decir, si dejamos que las plataformas de desgargas o streming legales sean multinacionales, volvemos al problema de siempre: tenemos que adaptarnos a los precios que Warner o Paramount nos ponga.

    Es decir, la posible “nueva” distribución será igual que la antigua. Un intermediario que impedirá que una película española sea rentable incluso si tiene una audiencia notable.

  3. Vaya, el wordpress me la ha jugado. Éste soy yo y no el anterior. Jejeje.

  4. Lo de que los americanos se ha echado atras en lo de pagar por contenidos no tendra que ver con que han duplicado el precio? pregunto..

    • No lo han duplicado. Lo han subido de 10 a 16 dólares, algo que, a mi entender, sigue siendo barato, puesto que viendo una tres películas, pongamos, a la semana, te sale a 1,33 euros por película. Pero si ves una cada día, te sale a 0,4 euros por película. No es tan barato como antes, pero sigue siéndolo. Sobre todo, teniendo en cuenta que tienes casi todas las películas y series americanas a tu disposición a la hora que quieras y desde tu casa. Claro que, pudiéndolo tener gratis, sí que es caro.
      En cuanto a lo de que no se han eliminado los intermediarios, es cierto, pero supongo que es el precio que se tiene que pagar si, además, quieres estrenar tu película en el cine o en un canal de televisión. Cuando haya una película o serie exclusivamente para internet, no harán falta esos distribuidores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s