Closer

Qué película más controvertida, ¿verdad? Parece una de Almodóvar en el sentido de que la odias o la amas, pero no te deja indiferente. La vi en 2004 en el cine cuando la estrenaron y me hizo pensar mucho sobre ella en los días posteriores, tan posteriores que me hace pensar aún hoy. Es posible que me haya servido de inspiración en cierto modo en algunas cosas que he escrito.

Según Filmaffinity ‘Closer’ es una historia de pasiones, sexo, amor y abandono que involucra a dos parejas, con una situación que se complica cuando el hombre de la primera pareja conoce a la mujer de la segunda pareja. Lo cierto es que Closer habla, sobre todo, de personajes egoístas, gente que se mueve por el deseo, celos descontrolados, posesión, indefinición de sentimientos y, para ello, utiliza a dos parejas intercambiando a sus componentes. Yo creo que los que aman Closer lo hacen porque representa una parte de la vida muy real, la que corresponde a su propia vida. Y los que la odian, lo hacen por dos posibles motivos: o porque experimentan rechazo al sentirse reflejados en esos conflictos o, al contrario, porque son tan ajenos a esos conflictos que los consideran incomprensibles o irreales.

Tengo algunos amigos que consideran que Closer “es una película demasiado frívola que trata de pijos atormentados sin sentido”. El crítico de Filmaffinity dice que “nada resulta creíble: ni las situaciones, ni las pasiones de los personajes, ni sus motivaciones…”. La única crítica de un usuario que hay en la página en español de imdb también es negativa.

Sin embargo, también hay críticos que la alaban. Por ejemplo, Mirito Torreiro escribió en El País: “Tiene un excelente guión, lleno de diálogos inteligentes (…) suprema elegancia en el uso de las elipsis (…) El resultado final es una de esas raras películas que rezuman inteligencia por los cuatro costados, con unos actores, espléndidos todos”. José Manuel Cuéllar, de ABC, dijo: “Cuchilladas sin piedad en nombre del amor. (…) Nichols vuelve a hacer una exhibición de garra, mano firme y dura en la narración, sin un atisbo de alivio para los protagonistas (…) El gran triunfador de la película es Clive Owen (…) Muy buena.”

Independientemente de si eres de los que la aman o de los que la odian, creo que es una película imprescindible, sobre todo para sentirse identificado con uno de los bandos, con el de los viscerales o con el de los racionales.

Y, siendo un poco frívolo, ¿quién tendría las cosas claras para decidirse entre la dulce, desconcertante, mentirosa y provocadora Nathalie Portman y la bella, sofisticada, elegante y talentosa Julia Roberts?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s