Babies

Namibia: Un bebé nace y crece en escasas condiciones de higiene. Nunca lleva pañales. Ni ropa. En cuanto le empieza a crecer el pelo le rapan la cabeza para evitar los piojos. Juega a darse besos con los perros sin que su madre le diga nada, un perro que probablemente sea fuente de numerosas enfermedades. Su madre, desnutrida, trata de darle el pecho, pero, lógicamente, el bebé no tiene los nutrientes necesarios para crecer sano. No hay nada, pero una simple lata vieja puede ser usada como juguete. Lo más mínimo provoca que el bebé sonría y se divierta. Nunca llora porque llorar no le sirve para nada.

Mongolia: El bebé es embutido en una manta nada más nacer para que no se mueva. Está rodeado de ovejas y sus padres le atan al techo, otra vez para que no se mueva. No tienen cuna, ni parque, ni nada terminado en ito. Por supuesto, nada de pañales, van con el culo al aire para hacer todas las necesidades donde le pille. No tienen pañales, bien porque cuestan dinero, bien porque allí no existen. Su hermano es un maltratador en potencia que le utiliza como saco de boxeo. Pero este bebé ríe. Todo le parece bien.

Japón: Las condiciones del parto han mejorado. El bebé nace en un hospital y, a diferencia de los otros dos, disfruta de biberones llenos de leche. A los pocos meses irá a la guardería. Se acostumbra a vivir en la opulencia y aprende un refrán tan manido como el de ‘El que no llora no mama’. Y lo utiliza para todo, para conseguir cualquier cosa. Sólo se ríe cuando le interesa.

Estados Unidos: las condiciones culturales del bebé son diferentes a las del niño japonés, pero siempre dentro de un sistema avanzado. Juguetes por doquier, todo tipo de complementos de la industria del bebé. Libros con dibujos. Colorines. Películas en dvd. Piscina. Parques infantiles. Y llantos. Porque al igual que el japonés, al bebé le dan la mano y él coge el brazo. Lloran mucho. Sólo ríen cuando les interesa.

De estos cuatro bebés y las diferentes condiciones en las que se crían va ‘Babies’, un documental estrenado este año 2011 en España, pero producido en 2010. El proyecto fue dirigido por Thomas Balmes, un documentalista que lleva cuatro producciones hechas para el cine “A Decent Factory” (2004), “Le dernier des Papous” (2001), “The Gospel According to the Papuans” (2000) y “Waiting for Jesus” (2000), más un documental realizado para televisión titulado How Much Is Your Life Worth? (2007). Sigue el primer año de vida de los cuatro bebés en estos cuatro puntos tan dispares del planeta. Y, si vas a ser padre, el documental se hace aún más interesante.

España: un futuro padre perdido en el universo de la paternidad. Necesita hacer un master para entender los diferentes tipos de cochecito que hay. Se pregunta por qué es necesario tener uno de 1.200 euros, que está de moda, y tiene amortiguadores y ruedas todoterreno. Piensa que por ese precio debería tener también navegador GPS, frenos ABS, radiocd con dolby surround y techo solar. Lee revista sin parar para aprender toda la terminología de la paternidad: palabras aparentemente extrañas como ‘moisés’ o  ‘maxicosis’. Y sí, se siente perdido, pero piensa que al final los bebés, de una u otra forma, terminan gateando, hablando, caminando, saltando y riendo.

Anuncios

4 Respuestas a “Babies

  1. Es así. Tal y cómo lo cuentas. Yo no tengo hijos pero lo veo a diario. Hemos conseguido que algo tan natural como la infancia se convierta en un síndrome perenne. No debería ser tan complicado, creo.

  2. Original y aleccionador el documental.

  3. Discrepo en algunas cosas, como por ejemplo, en que el hermano mayor del bebé mongol sea un maltratador en potencia. Qué exagerao! De toda la vida de dios los hermanos nos hemos zurrado. El mayor siempre tiene un pelín de ventaja hasta cierta edad. Y eso no quiere decir que que seamos maltratadores. Yo le metía los dedos a mi hermano en los ojos. Sólo para comprobar si eran de verdad o se cerraban como los de mis muñecas. No era por maldad.

  4. El documental tiene toda la pinta de ser interesante, incluso a nivel de estudio de las distintas sociedades, con sus costumbres y maneras de cuidar a los bebés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s