Sayonara Malasaña

Sí, lo dejo. Dejo el barrio. Es un cúmulo de circunstancias y sí, son para bien. Año nuevo ya se sabe. Tiene que haber cambios, ¿no? Y seguiré yendo y viniendo, pero voy a echar de menos unas cuantas cosas:

Desayunar en el Faborit. O en Fuentetajas. Tomarme un vino o un té rojo a pocos minutos de casa en los Infames. Tomar el café de sobremesa en el Lolina con sus camareras modernukis. El Top Less Mogambo y el Top Less París, con sus putas dando la cara en la calle fumándose un cigarrillo. Deslizarme en 30 segundos al Fabuloso o a la Morocco. Salir y perderme en la muchedumbre de la Gran Vía. Quedar para comer con amigos en A dos velas, el Ojalá o el Public. Los yonkis de mi calle. La pista de hielo de la plaza de los Luna. Sus mercadillos. El teatro Lara. Los negocios de comida preparada. Las terracitas del 2 de mayo. La calle Pez y los hermanos Campa. El Polaqueño y sus gin-tonics. El mexicano de la calle de la Palma. Los restaurantes asiáticos de San Bernardino. El Fotomatón. Las terrazas de Conde Duque. La calle Ballesta y la coctelería Santa María. El Prada. El “bájate, estoy al lado de tu casa”. Mis vecinos los Mauris. Tener por cielo las estrellas. Mi ático. El quiosco de la Gran Vía donde echar la quiniela. El Jota (pescado muy recomendable). El José Alfredo. Las modernas. Triball.

But I´ll be back every now and then.

Anuncios

Una respuesta a “Sayonara Malasaña

  1. Yo también dejo el barrio. En mi caso, el barrio gotic de Barcelona. Pero duele. Mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s