‘Sálvame’, el perejil de todas las salsas

Hace ya dos semanas que no escribo, lo que significa que podría hacerlo sobre muchos temas: sobre los controladores aéreos, sobre la detención de Julian Assange y los cables de Wikileaks, incluso sobre el Madrid-Barça. Pero de eso ya han escrito mejor gente más cualificada como Javier Pérez de Albéniz en su blog El Descodificador, Ramón Lobo en su blog Aguas Internacionales, Delia Rodríguez en su blog Trending Topics o Miguel A. Herguedas y Ángel González en su blog The Special Two. Yo me voy a dedicar a la basura. Basura en términos estrictos. Es decir, los programas ‘Sálvame’ y sucedáneos. Que los hay y son muchos y en todos los ámbitos.

Hace un tiempo recibí este video a través de un email de mi buen amigo Miguel A. Herguedas. Había sido publicado en el blog La Libreta de Van Gaal (también recomendable para aquellos a los que gusta el deporte, pero no el periodismo deportivo). En él, aparecía un video, que aquí reproduzco, en el que reaparecía el que daban por muerto, José María García. Y lo hacía para atizarle a Inda, director de Marca, en toda la cara. Dio su opinión sobre dos programas late night cuya audiencia sube peligrosamente para el entontecimiento colectivo, cualidad que comparten claramente con ‘Sálvame’. Se trata de ‘Punto Pelota’, de Intereconomía TV, y ‘Futboleros’, de Marca TV. El pasado lunes 29 de noviembre, día del Madrid-Barça, el programa que conduce Josep Pedrerol obtuvo una audiencia media de 578.000 espectadores, cantidad que ya quisieran para sí algunos canales tradicionales a partir de la medianoche. Lo dicho: peligro.

¿En qué consisten los programas tipo ‘Sálvame’? Un grupo de supuestos periodistas opinan de manera vehemente y sin ningún tipo de educación sobre temas acerca de los que supuestamente saben mucho. Para hacerlo, no dudan en emitir alaridos y ponerse en contra de la opinión del que tienen delante aunque sólo sea por el mismo placer de llevar la contraria. El moderador, a diferencia de los que se presupone que es un moderador, también opina y, sólo en contadas ocasiones, da un alarido para demostrar que tiene la autoridad que nadie le reconoce.

Pero no sólo estamos hablando de pseudodebates deportivos o tertulias del corazón donde hablan con la boca llena de comida. Hablamos también de esos infames charloteos de las cadenas de TDT y no tan de TDT que tanto critican al ‘Sálvame’ y al que tanto se parecen. Me refiero a ‘El Gato al Agua’, de Intereconomía TV, ‘La Vuelta al Mundo’, de Veo7, ‘Es la noche de César’ de Libertad Digital TV, ‘Alto y Claro’, de Telemadrid, ’59 segundos’ de TVE o incluso los invitados a ‘La noche en 24 horas’. Todos son Sálvames más o menos encubiertos.

Y digo más. El otro día tomaba una caña en un bar de al lado de mi casa con un viejo amigo. Los dos comenzamos en el periodismo deportivo, pero yo terminé siendo guionista y él dedicándose al periodismo político. Nunca sabemos qué rumbos toman los caminos del señor. Hablábamos de política y él continuamente me echa en cara que lo único que hago en mi twitter es criticar a los políticos desde el sofá de mi casa mientras que él defiende a muerte al partido que representa. Quizá tenga razón, pero yo creo que los políticos son los que se tienen que remangar. No yo. Y esto me lleva directamente a mi siguiente reflexión. En mi opinión, el Congreso, los diputados y los políticos en general no dejan de ser más que un Sálvame gigante y elegante, donde discuten y discuten insultándose encubiertamente sin llegar a ninguna conclusión y, por supuesto, contribuyendo al entontecimiento de la población.

Necesitamos más Wikileaks, menos políticos orgullosos de ser políticos y menos periodistas casposos encantados de poner el grito en el cielo. Y menos mal que las series españolas eran tan malas, le dijo el periodista deportivo al guionista mediocre.

Anuncios

2 Respuestas a “‘Sálvame’, el perejil de todas las salsas

  1. ¿Cualificado Javier Pérez de Albéniz?

  2. Desde que me pase por aquí para dejarte un comentario a esa crítica tan burda y nada elegante que le hiciste a Ana de Armas he cogido la costumbre de volver de vez en cuando a ver qué te cuentas.
    Sálvame es un asco, es cierto, pero es el gran asco, el asco de todos los ascos, se podrían exptrapolar las circunstancias de discusión a otros ámbitos, debates políticos…. o cualquier debate en el que el respeto a las formas brilla por su ausencia, al igual que la sapiencia de los que debaten, pero bueno siempre habrá clases y clases. Hay unas distancias que salvar, en sálvame son lo bastante maleducados para hablar mientras se ponen morados de comida- ¿no les pagan lo suficiente para que aguanten sin comer las 4? horas de su jornada laboral?- se chillan los unos a los otros y la gran mayoría no sabe ni de que habla. Los debates políticos al menos versan sobre temas que a priori nos interesan a todos, otra cosa es que a algunos no les interese que se hable de según que cosas. Respecto al progreso, sí a veces parece un patio de colegio en el todos se echan mutuamente la culpa de todo y nadie hace nada para arreglarlo, pero bueno, debe estar en la genética humana eso de dar vueltas y no llegar a ninguna parte, de marear la perdiz que se dice popularmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s